La angustia de la libertad

La libertad provoca angustia. No siempre, no a todos, no en todo. Pero puede surgir en muchas ocasiones, sobre todo cuando hay que ejercerla. Irvin D. Yalom (profesor emérito de la Universidad de Stanford), acompaña su definición de la libertad con el término “responsabilidad”:

“La responsabilidad implica ser el autor de algo. Y ser consciente de ella es darse cuenta de que uno está creando el propio destino, el propio ser, su predicamento vital ….”

¿Cuándo surge la angustia? Cuando uno se da cuenta de que no solo es responsable de las propias acciones, sino también de los posibles fracasos en la acción.

¿Qué hacemos cuando la angustia se manifiesta? Buscar el alivio. Aquí el tema se complica, sobre todo cuando recurrimos a métodos que no solo nos alejan del vértigo de sentirse autor de la propia vida, sino también de ser el constructor de la misma. Es entonces cuando decidimos ser víctimas de las circunstancias (a un nivel que escapa de lo racional), cuando nos abandonamos a acciones que son “ajenas a nosotros”, cuando atribuimos la responsabilidad a otra personas, o cuando huimos de cualquier acción autónoma que nos reconduciría al sendero de la autoría vital.

Y llegado un momento, hemos construido una jaula para nosotros mismos que nos parece inalterable. Y la meta es “verla como una tela de araña tejida por nosotros mismos y que puede volver a tejerse de múltiples formas”.

Irvin D. Yalom (2016). Psicoterapia existencial. Barcelona: Herder.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s