Coleccionables, ¿por qué siguen vivos?

Los creía desaparecidos, pero no. De piedras "preciosas" y camiones americanos en miniatura. ¿Por qué se lanzan en septiembre?Ya se vislumbra, otra vez, la vida sucediéndose de madrugones, desayunos apurados, atascos interminables, reuniones absurdas. Pero esta vez no será así. O, al menos, no solo eso. Porque te mereces ir tejiendo algo que sea tuyo, construir un espacio del que seas dueño. Una parcela que te ilusione, que conecte con quién eres (o eras) tú. Que haya algo en tu vida, por minúsculo y caro que sea, que tú domines. Y ahí estás tú, sin poder dormir anticipando septiembre, con la tele de fondo, y te ofrecen la solución: una colección de piedras preciosas.

El fuego del amor propio

La del amor propio es la desventura amorosa que más sufrimos, pero de la que menos hablamos. Quizás porque este amor es aún más intangible que los otros, casi un misterio sin explicación. No sabemos muy bien qué es, ni de qué depende. Parece no existir logro suficiente que le otorgue una existencia imperecedera. A … Sigue leyendo El fuego del amor propio

#MiMejorMaestro: Lelis

Era José Luis, pero se hacía llamar Lelis. No fue mi profesor, sino mi maestro: esa figura omnipresente que impartía prácticamente todas las asignaturas de cuarto de primaria, siendo el propietario exclusivo del curso. En tercero, ya estábamos acojonados. Era famoso. Para bien y para mal. Y, sin duda, él se labró su corona como … Sigue leyendo #MiMejorMaestro: Lelis